Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Los partidos, sus líderes y los narcos
Ir

Los partidos, sus líderes y los narcos

Cuando hizo un recuento de la ideología de cada bancada y colocó, por ejemplo, al PP como derecha y a la UNE como centro-izquierda, a la UCN la incluyó en una categoría ideológica desconocida hasta el momento: “narcos”.
Oliverio García Rodas explicó su decisión de abandonar la bancada del Partido Patriota. Según el cable de McFarland la razón que fue que “no pensaba que el general Otto Pérez fuera lo suficientemente inteligente para ser Presidente”.
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Información

Tiempo aproximado de lectura: 7 mins

Sin ideologías ni instituciones partidarias, las agrupaciones políticas terminan cohesionadas por intereses personales, liderazgos endebles o relaciones con el narcotráfico. El caso de diputados del PP (Oliverio García Rodas) y la UNE-GANA (Boussinot) que hablan mal de sus líderes o la relación con el narcotráfico por parte de la UCN son expuestas por cables de la embajada de Estados Unidos filtrados por WikiLeaks a Plaza Pública.

“Las plataformas ideológicas de la mayoría de partidos son débiles y son más importantes las personalidades, las relaciones personales, el clientelismo, y en ocasiones sobornos”, expresó Stephen McFarland en el cable 09GUATEMALA969, del 9 de noviembre de 2009.

Éste parece ser el caso de dos hijos pródigos de la Partido Patriota y la Unidad Nacional de la Esperanza, descrito en este cable de 2009, y en otros dos del embajador James Derham, el primero del 4 de noviembre de 2007, con el número 07GUATEMALA1941, y el segundo, del 13 de enero de 2008, 08GUATEMALA150.

Christian Boussinot aseguró en 2009 que estaba a punto de dejar la UNE porque Sandra Torres sería la candidata presidencial y estaba tomando el control de la bancada. Por “su intención de una campaña presidencial basada en la lucha de clases y en deshacer el ejército, lo cual estaba alienando a centristas de la UNE como él mismo y el presidente del Congreso, Roberto Alejos. Boussinot dijo que él dejaría eventualmente la UNE y otros centristas hacia el Partido Patriota y el Líder”, explicó McFarland.

Ahora el diputado es candidato oficialista a la reelección por el distrito del departamento de Guatemala. Pese a ello, Boussinot reconoció haber hecho estas aseveraciones a la Embajada.

“Ellos me preguntaban cómo miraba el panorama hace dos años y no me equivoqué mucho en el análisis; fue lo que pasó. El 11 de septiembre, de ser reelecto diputado, tomaré una decisión sobre mi futuro político dependiendo de a quién decida el partido apoyar en la segunda vuelta”, confirmó.

El caso del partido de la mano dura no es distinto. Oliverio García Rodas, “uno de los diputados más respetados en el hemiciclo” para los estadounidenses, explicó su decisión de abandonar el Partido Patriota. Según el cable firmado por McFarland la razón que García Rodas esgrimió ante oficiales de la embajada fue que “no pensaba que el general Otto Pérez fuera lo suficientemente inteligente para ser Presidente” y  que la jefa de bancada, Roxana Baldetti, era “muy anuente a arruinar cualquier visión contraria a la suya en el partido”.

Oliverio García Rodas abandonó la bancada patriotista e intentó ser electo por el Congreso como magistrado de la Corte de Constitucionalidad, pero perdió ante Alejandro Maldonado (de origen unionista), a quien el Partido Patriota concedió su favor y su voto. Este año electoral, sin embargo, regresó al PP y correrá para reelegirse por el Listado Nacional.

García Rodas asegura no acordarse de haber afirmado eso ante los estadounidenses. “Francamente no recuerdo haber dicho semejante cosa. No son mis expresiones ni mi forma de hablar. Quienes llegamos al PP provenientes del PSN (junto a Ricardo Castillo Sinibaldi) tomamos la decisión de dejar el Partido, pero seguimos colaborando. Y ahora, juntos (con Castillo), tomamos la decisión de regresar por la afinidad ideológica, porque es la opción que tiene más posibilidades de ganar y de hacer cambios en el tema de seguridad”, aseguró.

Según el cable, García Rodas le dijo a la embajada que prefería a Harold Caballeros, presidenciable ahora de VIVA, por quien suspiraban otros diputados, como Jorge Méndez Herbruger, entonces de la Gran Alianza Nacional y ahora candidato a la reelección por Líder. “Considero a Caballeros inteligente, pero si hubiera dicho eso, ahora sería diputado de Viva”, respondió García Rodas.

Méndez Herbruger dio un paso más. “Ojalá no crea (Harold Caballeros) que puede ganar y gobernar exclusivamente con gente de su iglesia. Necesita políticos experimentados que organicen y operen. Yo formaría un grupo así para él, pero no está mostrando interés”, aseveró ante personal de la Embajada.

Consultado sobre tal aseveración, Méndez respondió que es posible que en alguna conversación con funcionarios de la embajada de EE.UU. haya habido algún comentario sobre el tema. Reitero que Harold Caballeros es un buen líder, pero no se dieron las condiciones para tener conversaciones políticas.

Cuestionado sobre el otro cable diplomático, en el que McFarland aseveró que Baldizón pagó Q500 mil a cada diputado que se sumó a la bancada de Líder, Méndez rechazó la acusación. “Cuando el doctor Baldizón llega a un acuerdo político conmigo en ningún momento me mencionó nada de esto”, aseguró.

El partido “narco”

En el cable de 2007, Derham explicaba que “dado que Guatemala está inundada de narco-dinero, es improbable que no se infiltre en las campañas”, en relación a las de Otto Pérez Molina y Álvaro Colom hace cuatro años. En 2009 fue más allá al aseverar que hay varios diputados en el Congreso que tenían relación con traficantes de droga, pero preferían votar a favor de leyes contra el crimen organizado antes “que ser expuestos públicamente como defensores de intereses de narco”.

Específicamente se refirieron a un partido, la Unión del Cambio Nacionalista (UCN), como “un pequeño partido (de cinco diputados) con bases en el este de Guatemala, y se informa que tiene vínculos con narcotraficantes”. Es más, cuando hizo un recuento de la ideología de cada bancada y colocó, por ejemplo, al PP como derecha y a la UNE como centro-izquierda, a la UCN la incluyó en una categoría ideológica desconocida hasta el momento: “narcos”.

La UCN es un partido de desertores del FRG y del gobierno de Alfonso Portillo. Fundado en 2004, tomó las siglas del desaparecido partido de Jorge Carpio Nicolle. Varios de sus integrantes han tenido fuertes acusaciones de corrupción.

Baudilio Hichos, uno de los cinco diputados de UCN, respondió que se somete a cualquier investigación y que la Embajada debería especificar a qué políticos se refiere. Mario Estrada, secretario general de la UCN, dijo molesto que no tenía ningún fundamento esa declaración. “Son chismes, pasquines. No mencionan nombres. Es una irresponsabilidad. De hecho, vamos a poner a unos 30 abogados para entrar a demandar a cualquier persona que haya dicho eso, y ellos van a tener que costearlos después de que les ganemos la demanda”, concluyó el candidato presidencial Estrada.

Autor
Autor
a
a
Plaza en 1 minuto (más o menos)
Si nos conoces pensarás que la síntesis no es nuestro fuerte
pero nos esforzamos por mandarte un resumen semanal. Casi siempre.