Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Las dos huidas desesperadas de La Trinidad
Ir
Dos hombres originarios de Todos Santos Cuchumatán, Huehuetenango, esperan el miércoles 7 de junio la hora de abandonar Lucerna para ir a Palín.

Las dos huidas desesperadas de La Trinidad

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
La Trinidad, con apenas dos décadas de historia y un permiso del Estado para instalarse en las faldas del volcán, es una de las comunidades más nuevas de la zona.
Cuando se instalaron aquí, sabían que lo hacían en un volcán, pero no el grado de riesgo que implicaba.
Simeón Camposeco Aguilar, presidente de la cooperativa de la comunidad.
Mujeres sirven el almuerzo el miércoles 7 de junio en Lucerna.
Unas familias almuerzan en la iglesia de la comunidad.
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Información

Read time: 12 mins

En las faldas del volcán de Fuego hay una aldea que quedó entre dos ramas de la nube incandescente que arrasó otras zonas. Se llama colonia Trinidad 15 de Octubre y está habitada por antiguos refugiados de Huehuetenango, que se exiliaron en México y llegaron aquí hace 20 años. Un mes antes de la tragedia participaron en un simulacro de catástrofe financiado por el Ejército de EE.UU. Cuando el desastre sobrevino de verdad, la instrucción del Estado fue vaga, según denuncian: “ya saben qué hacer”. Tuvieron que evacuar por sus medios y ahora analizan cómo enfrentarán el futuro.

La colonia La Trinidad 15 de Octubre es una comunidad nómada. En tres ocasiones han desmontado su vida y se han ido a otra parte. La primera, para escapar de la guerra y refugiarse en México. Fue en 1982, por miedo a la actividad del Ejército en la aldea de Buena Vista, municipio de Santa Ana Huista, en Huehuetenango, de donde son originarios muchos de sus vecinos. Eran los tiempos de Efraín Ríos Montt, acusado de genocidio y al que le llegó la muerte en medio del juicio. La segunda fue en 19...

Autor
Edición
Autor
au
Edición
a