Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
La niñera que pellizca
Ir

La niñera que pellizca

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
31 01 18

Tiempo aproximado de lectura: 2 mins

«El niño llorón y la niñera que lo pellizca», solemos decir cuando un pecado de dos es inducido y cumplido. Esta es una de las facetas de la larga historia de corrupción que nace en los requisitos burocráticos antitécnicos o en aquellos creados para solucionar un problema que solamente logran empeorar.

Vuelven a la primera plana delitos relacionados con la devolución del crédito fiscal, historia vieja pero poco contada que se origina en un criterio absolutamente técnico y correcto: las exportaciones no pueden pagar impuesto al valor agregado local, pues, al llegar los productos nacionales al mercado internacional, serán, en la misma proporción, menos competitivos en función de precios. La devolución debería ser automática. De su peso cae. Una ventanilla donde usted presenta la documentación...

Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a