Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
La arena que se observa
Ir

La arena que se observa

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
6 03 19

Tiempo aproximado de lectura: 2 mins

De vez en cuando me topo con un amigo con quien he coincidido por razones misteriosas en los lugares más encapsulados: los laberintos de las cuevas sucias de los poderosos o las escaleras de las palabras. Creo que nos vemos uno en el otro, de alguna manera. Aunque, por supuesto, su época fue más carrasposa que la mía.

Aquel pertenece a una generación que debió sacudirse esa cultura de la guerra, que cara a cara con la muerte se fue deshaciendo con base en drogas y orgías para perderse en tratados de paz, siempre elitistas y que requerían que con una voz la realidad destruyera esa dicotomía ideológica parte del péndulo interminable y planetario. Y a ellos les tocó revalorar el individuo, la anarquía, el derecho a cuestionar los estamentos míticos y vernáculos, a reivindicar las chispas en los ojos que ...

Llegar [...] será un logro de los nadadores cuando se hagan uno solo con las olas y entonces ese sunami se vuelva arrollador.
Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a