Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Josefina (mujeres sin historia) III
Ir

Josefina (mujeres sin historia) III

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
9 12 18

Tiempo aproximado de lectura: 3 mins

«Esta es una máquina monstruosa que aplasta y nivela según cierta serie. […] Me imagino que también los demás […] habrán decidido que no se dejarían dominar. Sin embargo, sin darse cuenta siquiera, por lo muy lento y molecular que es el proceso, hoy se encuentran cambiados y no lo saben. No pueden juzgarlo precisamente porque están cambiados del todo. Sin duda, yo resistiré» (Antonio Gramsci, 1928).

Luego de que la fiebre tifoidea acabara prácticamente con toda tu familia, el primo de tu abuelo hizo todo lo posible por sacar a los pocos sobrevivientes de Sepacuité. Ya durante el brote de la enfermedad había prohibido el ingreso de agua y alimentos. Tu padre, tú y 4 de tus 13 hermanos sobrevivieron gracias a la desobediencia de una de las empleadas de una finca vecina que a escondidas se escurría de madrugada con cubetas de agua potable y comida.

Lo que vino después es aún difuso. ...

Tú, que creciste sin madre, te inventaste una como modelo para poder serlo.
Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a