Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Hay esperanzas que matan
Ir

Hay esperanzas que matan

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
12 03 19

Tiempo aproximado de lectura: 5 mins

Ortega no es astuto, como muchos repiten con el orgullo de haber dado con un penetrante hallazgo.

Ortega luce astuto porque la oposición más institucionalizada ha sido ciega a las claras señales que les envía. Ya sabíamos que una parte de ella fue sorda, muda e incluso renca durante 12 años. No escuchó el clamor de las mujeres a las que se les privaba de su derecho al aborto terapéutico, no dijo nada sobre las familias masacradas en las zonas rurales y no participó en las pocas manifestaciones que hubo, todas reprimidas a punta de piedras y garrotes. Pero lo que más destaca en quienes le ...

Ortega jamás escondió su estrategia. Cuando el embrión de la Alianza Cívica se sentó al primer diálogo, ya había puesto en práctica su «vamos con todo».
Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a
Ortega sigue jugando según las reglas de su plan A, mientras la Alianza Cívica todavía parece dispuesta a sentarse a la mesa a esperar a que se decida a optar por el que solo en caso extremo sería su plan Z.