Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Era solo de perder el miedo
Ir

Era solo de perder el miedo

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
4 11 18

Tiempo aproximado de lectura: 3 mins

En todas las acciones sociales que rompen con los tabúes, es solo cuestión de que algunos las lleven a cabo de manera valiente y desesperada para que otros, menos atrevidos pero igual de necesitados, los secunden.

Esto es lo que ha estado sucediendo con las caravanas centroamericanas de migrantes. Si bien la cuestión comenzó con la desesperación y la falta de recursos de algunos hondureños, imposibilitados de pagar un coyote y temerosos de enfrentar las agrestes y corruptas carreteras mexicanas, muchos han sentido el llamado a dejar su miseria y se han unido en ese arduo caminar en busca de un futuro que la propaganda y la irresponsabilidad administrativa de los gobernantes locales han prometido.

...
A los miles de migrantes que integran las caravanas no los espera un san Pedro con las puertas del cielo abiertas de par en par.
Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a