Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
En contra de la educación sexual
Ir

En contra de la educación sexual

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
5 03 17

Tiempo aproximado de lectura: 3 mins

Hace algunos años atendí a un hombre que había sufrido un golpe con un leño en la cara. Su amigo, un buen samaritano, cuando vio que el párpado estaba lesionado, le echó un montón de agua oxigenada. El hombre quedó ciego.

Desde ese entonces, cada vez que le enseño a alguien primeros auxilios, dejo claro que no se debe echar agua oxigenada en ninguna herida y que lo mejor es lavarla con mucha agua y mucho jabón, aunque entiendo que les enseñaron así.

En el tema de la educación sexual, el argumento va mas o menos así: «No deberían abortar. ¡Para qué abrieron las piernas! Ellas solitas se lo buscaron».

Pero, cuando una pregunta «entonces, ¿debieron usar un anticonceptivo?», l...

Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a