Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
El censo en los tiempos del cólera
Ir

El censo en los tiempos del cólera

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
2 08 18

Tiempo aproximado de lectura: 3 mins

Cuando recién arrancó el censo, comencé a gritar en redes sociales que quería que me censaran «a fuego lento», que me censaran «a calzón quitao», que me censaran «empezando lento y después salvaje». Propuse de todo, censo oral, un censo rapidito, un censo mañanero. Las propuestas censales se multiplicaron: había de todo, menos censo por detrás porque siempre cuido la retaguardia.

Dejando de lado la jodedera y la broma, en verdad me sentía muy ilusionada con el censo y con el hecho de ser censada. Tengo 52 años y nunca en mi vida de adulta he sido censada, de modo que moría de ganas de contar en las estadísticas nacionales y mundiales, de ser un dato más, de que se me identificara como población urbana, de sexo femenino, desempleada, casada, con dos hijas, residente de la zona 15, mestiza y parte de la cúspide de la pirámide de población que en 10 años más (antes de qu...

El censo es la principal fuente de datos básicos sobre población que permite la eficiente gestión de un país.
Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a