Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
De la táctica o el diálogo otro
Ir

De la táctica o el diálogo otro

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
21 09 17

Tiempo aproximado de lectura: 5 mins

El «esto no es ni de izquierdas ni de derechas» es una forma poco productiva de entender y explicar esta lucha social. Por el contrario, el programa debería basarse en una serie de ideas del tipo: «Esta lucha es de izquierdas y de derechas. Esta lucha es de todos los que se posicionan políticamente. Esta lucha es de todos los que se oponen a la corrupción y a la impunidad. Esta lucha es de todos los que entienden que la corrupción y la impunidad ocluyen nuestras posiciones políticas en una verdadera democracia». (Claro que algún comunicador ágil ha de reducirlo y simplificarlo a su mínima expresión).

Más que un juego de palabras, lo que interesa es promover la idea de que la politización es esencial en este proceso que evidentemente es político. Esta alternativa nos ofrece la posibilidad de ver hacia adelante y de fortalecer el potencial núcleo transformador que ofrecen los acontecimientos. Tenemos que entender que, en vez de una eliminación de posiciones políticas —que obviamente conlleva despolitización—, lo que se está construyendo es una alianza de posiciones con finalidades...

Primero nos deshacemos de las mafias en conjunto. Después competimos políticamente entre nosotros.
Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a
Esta lucha incumbe a izquierdas y a derechas. Sabemos quién es el enemigo común.