Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
De huelga magisterial, parranda y otros demonios
Ir

De huelga magisterial, parranda y otros demonios

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
11 05 18

Tiempo aproximado de lectura: 3 mins

Sobre este movimiento hay mucha tela que cortar. Es un laberinto de factores los que debemos conocer antes de arremeter en contra o a favor del pacto colectivo y del precio a pagar por conseguirlo.

Es imprescindible poner sobre la mesa el tema de la educación en Guatemala. Para comenzar, hay que reconocer que difícilmente alguien pone, por voluntad propia, la educación de sus hijos en manos del Estado. Aunque en ningún momento pretendo generalizar, el nivel de las escuelas no llena las expectativas de formación integral de calidad. Es comprensible que busquemos opciones de educación en la iniciativa privada, ya que regularmente es mejor que la educación pública.

Con suma ligereza...

El incremento salarial que se solicita es bajo si se compara con las desvergonzadas cantidades que derrochan en gastos innecesarios otras instituciones públicas como el Congreso, el Ejército o la misma Presidencia.
Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a