Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Carmela (mujeres sin historia) II
Ir

Carmela (mujeres sin historia) II

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Opinión
16 09 18

Tiempo aproximado de lectura: 3 mins

«Ven. Muy sencillo. Mañana te llevo en mi roadster. Pero regresarás muy pronto. Aun llorando más que ahora regresarás. No he de empujarte yo. Tú sola, especiosamente, buscarás razones, primero para ti, después para mí» (La Gringa, Carlos Wyld Ospina, 1935).

Nadie lo quería aceptar. La historia de Carmela fue una historia oculta como tantas otras. Y privar a alguien de su historia significa privarlo de la capacidad de controlar su propia vida. A cierto punto, la vida de Carmela era una pantalla creada para esconderla como realmente era: una pantalla-jaula, una pantalla-atadura.

Cuando Carmela tuvo a sus primeros hijos, se volcó completamente con ellos. Era el rol desarrollado en el libreto de la historia occidental y occidentalizada, despu...

La mayoría de las decisiones sobre los hijos las tomó él, aunque ella era la que llevara el título de «encargada del bienestar familiar».
Autor

NOTA:
Las opiniones expresadas en este artículo sonresponsabilidad exclusiva del autor. Plaza Pública ofrece este espacio como una contribución al debate inteligente y sosegado de los asuntos que nos afectan como sociedad. La publicación de un artículo no supone que el medio valide una argumentación o una opinión como cierta, ni que ratifique sus premisas de partida, las teorías en las que se apoya, o la verdad de las conclusiones. De acuerdo con la intención de favorecer el debate y el entendimiento de nuestra sociedad, ningún artículo que satisfaga esas especificaciones será descartado por su contenido ideológico. Plaza Pública no acepta columnas que hagan apología de la violencia o discriminen por motivos de raza, sexo o religión
Autor
a
a