Cerrar

x
Menú
Facebook Facebook
Buscar
Ayuda
Apuesta micropolítica
Ir

Apuesta micropolítica

Recibe nuestro resumen semanal en tu correo
Fue algo que desarrollé el día que caminaba por la 5ª avenida de la zona 1 y una tanqueta gigantesca apareció detrás de mi anunciando el golpe de Estado del 83. Mucha gente corría a mi alrededor, yo me quedé congelada y pegada al suelo hasta que un soldado me tiró del brazo arrancándome del medio.
La ciudad es un buen lugar para vivir si se vive de espaldas a sus problemas, a la política y la violencia que la desborda.
redes sidebar
Tipo de Nota: 
Información

Tiempo aproximado de lectura: 8 mins

Como un acto deliberado contra la comodidad capitalina sugiero considerar el significado de las almohadas. No se precipiten en juzgar mi liviandad. Permítanme, cuando menos, explicar este asomo de teoría. Hasta donde yo sé todas las personas privilegiadas de esta ciudad poseemos una almohada. Cuando digo privilegiadas me refiero a individuos que pueden comprarse una o varias en una tienda por departamentos, que combine con las sábanas y el aroma del detergente.

Si se ha recurrido a ollas de cangrejos, a dinosaurios o al mismo epicentro de Xibalbá como metáforas que explican nuestras extrañas relaciones como sociedad, por qué no poner atención a este artefacto tan, digamos por ahora, posmoderno. Actualmente la configuración de los hitos que nos representan son porosos, cuestionables, han perdido toda noción de contenido. Cosas como la Torre del Reformador, la Catedral y las obras públicas siguen siendo importantes en nuestra percepción de ciudad pero...

Autor
Autor
a
a